Ciclismo para novatos: Todo lo que necesitas saber

Ya sea ciclismo de montaña o carretera debes tener presente que debes pasar por un periodo de adaptación y entrenamiento que te permita tener un buen rendimiento en el deporte. Muchos aficionados del ciclismo disfrutan al conducir de una manera suave y dando largos paseos.

Publicidad

Si deseas ir un poco más allá de simples paseos en bicicleta ten presente que antes debes pasar por un entrenamiento para que tus piernas no sufran lesiones. Para ayudarte vamos a mostrarte los principios básicos que debes saber si estas iniciando en el ciclismo. Observa con atención.

Reglas básicas para iniciar un entrenamiento en bicicleta

Como cualquier otro deporte el ciclismo requiere un gran esfuerzo y dedicación constante. Para cumplir con tus metas debes seguir un entrenamiento indicado para llegar a un estado físico adecuado. Para empezar, debes:

1. Sal a rodar

El primer entrenamiento que debes cumplir si deseas iniciarte en el ciclismo es salir a rodar. Con un entrenamiento regular estarás contribuyendo a tu rendimiento progresivamente. Para comenzar puedes iniciar con 30 o 60 minutos unas 2 o 4 veces por semana. Este entrenamiento debes cumplirlo por 6 semanas consecutivas.

2. Busca compañía

Encontrar un grupo que ame el mismo deporte que tu es una gran motivación para realizar las habilidades necesarias y las costumbres del mundo del ciclismo. Rodar con otros compañeros es una forma de potenciar tu rendimiento. Puedes dirigirte a las tiendas o clubes cercanos a tu residencia y comenzar a entrenar junto a ellos.

3. Realiza una rutina de intervalos

Después que ya hayas establecido una rutina de 3 o 4 meses puedes aumentar tu nivel y rendimiento aplicando nuevos métodos para exprimir o desarrollar tus habilidades rodadoras. Para comenzar puedes aumentar tus salidas entre 45 y 47 minutos 4 o 5 veces por semana. Luego establece unos días donde realices intervalos. Para ayudarte te mostraremos las siguientes rutinas.

Rutina 1: para comenzar rueda durante 6 minutos con un desarrollo difícil y luego cambia a desarrollo de recuperación por 4 minutos más. Este ejercicio es denominado un intervalo que debes realizar 2 o 3 veces por sesión.

Rutina 2: puedes realizar 6 intervalos cada tres minutos rodando con el piñón pequeño en su máxima cadencia. Claro está, la que puedas aguantar. Puedes finalizar rodando unos 3 minutos más con el desarrollo de recuperación para aliviar tus piernas. Durante este entrenamiento de intervalos lograrás la técnica y el pedaleo. Además, entrenarás tu sistema cardiovascular de forma elevada.

Rutina 3: si realizas los pasos anteriores al pie de la letra con disciplina podrás ser una máquina rodadora. Ten en cuenta que estas rutinas son necesarias para tu entrenamiento. Para finalizar tus rutinas te recomendamos que comiences a rodar y rodar probando nuevas rutinas que puedes encontrar en línea y probarte a ti mismo.

Recuerda que el ciclismo es un deporte que exige una gran dedicación. Por lo tanto, nunca dejes de entrenar y de realizar rutinas por más simples que parezcan. Pon manos a la obra y comienza a entrenar tu cuerpo y resistencia. Tendrás resultados increíbles.

Acerca del autor